La tienda online de la Companyia d'Alella
93 540 03 41
Laborables: 9:15 a 14:00 i 17:00 a 21:00
Domingos y festivos: 9:15 a 15:00

Consejos para comprar vino por Internet

Gracias a Internet, ahora disponemos de múltiples sitios para poder adquirir vinos, cavas, champagnes y licores de manera más cómoda y sencilla.

Para los amantes del vino, Internet abre además la posibilidad de acceder a aquellos productos de los que no se dispone en sus cercanías, pudiendo comparar precios entre todas aquellas tiendas online que actualmente se ofrecen, y todo ello sin moverse de su casa. Pero saber qué y a quién comprar es una decisión que se ha de tomar con cierta tranquilidad y premeditación.

La compra ha de realizarse cuando tenemos la información que nos permita dar toda nuestra confianza a quien estamos comprando y, para ello, contamos con algunas herramientas e informaciones que, a través de la Red, nos dirán si aquella página que estamos visitando la merece.

Además debemos de evitar las compras compulsivas, y verificar si realmente las increibles ofertas y promociones que nos ofrecen son tales o se tratan simplemente de trampas comerciales.

Sólo podremos considerar que hemos realizado una compra beneficiosa y satisfactoria cuando al abrir cualquiera de las botellas adquiridas tengamos claro que recomendaríamos la tienda online en donde la hemos comprado a cualquiera.

La Companyia d'Alella no es la única tienda especializada en vinos que existe en Internet, por lo que le recomendamos que busque, compare y analice la compra que desea realizar. Es posible que en alguna ocasión le sea más provechoso el adquirir sus vinos en alguna de las otras empresas, totalmente serias y confiables, que podrá encontrar y que seguro ya conoce. Trabajamos para ser los mejores en atención y precio, pero si otra tienda online le ofrece una oferta insuperable, no sólo entendemos que la aproveche, sino que lo recomendamos.


CÓMO SELECCIONAR LA TIENDA ONLINE

Cuando entramos en una página web en la que nos ofrecen el poder comprar vino, lo primero que nos llega es su diseño. Normalmente la primera impresión que recibamos será, en la mayoría de los casos, bastante aproximada a la realidad que hay detrás. Cualquier empresa de tamaño suficiente para poder abordar la comercialización de sus productos a través de Internet, tendrá una tienda online que refleje su imagen y forma de trabajar.

Lo primero que debemos comprobar es la información que de ella tenemos a simple vista. Debemos comprobar si existe un teléfono de contacto, y a ser posible que sea un teléfono fijo o 902. Este indica que se trata una empresa con instalaciones físicas detrás.

Debe ser fácil encontrar también la dirección en donde se encuentra. En este caso será mejor que esta coincida con un local o nave, no con un aparente domicilio particular. Aquí puede ser bueno darnos un paseo por Google Maps, mirar las fotos de la zona, y comprobar que hay en la dirección dada.

Si para contactar con la tienda nos ofrecen también correo electrónico, sería bueno que este no fuese un correo de los gratuítos (tipo Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.).

Por último, pero no por ello menos importante, es poder localizar de forma fácil y rápida los datos legales de la empresa.


CLARIDAD, INFORMACIÓN Y SEGURIDAD

Lo siguiente es comprobar que podemos encontrar la información de los productos de forma clara y facilmente. Vino, añada, capacidad, gradación, bodega, etc., y lo más importante, el precio. Este debe indicarse claramente, notificando si lleva o no incluído el I.V.A.

Los costes de transporte han de poderse conocer antes de cerrar el pedido, teniendo así la posibilidad de calcular el costo total antes de empezar a rellenar formularios.

Tiene que existir información sobre lo plazos de entrega y sobre la Garantía de Satisfacción, que incluye la entrega en perfecto estado o la devolución si el producto no cumple las espectativas creadas.

Es importante que nos ofrezca las más posibilidades de pago posibles, y que estas al menos sean las más utilizadas; transferencia, tarjeta y contra reembolso.

El sistema de pago ha de transmitirse a través de pasarela segura, y es mejor que esta no sea ofrecida por la propia tienda si no por el banco que gestiona el cobro. Esto garantiza que la propia tienda no recoge ningún dato de nuestra tarjeta, si no que son los medios electrónicos bancarios los que garantizan la seguridad de la transacción.


BUSCAR INFORMACIÓN Y DECIDIR DESPUÉS

Bien, aparentemente ya tenemos decidida una empresa suficientemente seria como para empezar a merecer nuestra confianza. Lo siguiente será investigar su forma de trabajar.

Este paso es fácil. Basta con buscar en Google. Hemos de comprobar si encontramos muchos escritos negativos de sus usuarios y clientes. Aquí tenemos que saber distinguir un poco entre un error mínimo y una forma de trabajar negligente. Cuando con algún cliente se comete algún error, una empresa cuya prioridad sean sus clientes, hará todo lo posible para solucionarlo. Es posible que aún así el cliente escriba alguna queja en foros o blogs, pero debe tratarse de casos aislados.

Si estas notas negativas son lo primero que se encuentra en los resultados de las búsquedas, significa que la empresa suele tener muchas incidencias y los posibles clientes consultan casos anteriores.

En cambio, si no se encuentran, o están muy atrás en los resultados, podemos considerarlo un caso aislado.


YA NOS HEMOS DECIDIDO POR LA TIENDA ONLINE SEGURA, AHORA ¿QUE COMPRAMOS?

Lo primero es tener claro lo que nos gusta y lo que no. En muchas tiendas online de vinos encontraremos ofertas increibles sobre vinos posiblemente poco conocidos y que muchas veces se trata de productos corrientes sobrevalorados para poder marcalos con un teórico precio insuperable.

Para distinguir estos de los de calidad podemos buscar la valoración que de ellos realizan las guías especializadas, webs de vinos y blogs de aficionados adelantados y profesionales.

Pero esto no significa que no probemos vinos que no conozcamos, si no todo lo contrario. Normalmente, las tiendas más importantes suelen hacer de vez en cuando sesiones de cata, presentaciones o pueden tener Club de Vinos.

En estos se hacen periódicamente selecciones de calidad, y son ofrecidas a precios más ventajosos que los normales, lo que les convierten en la compra ideal para probar.

Pero algo básico a la hora de comprar vino es no adquirir más del que podemos guardar con garantías de calidad. Actualmente, para aquellos que tenemos viviendas en las que no podemos construir nuestra bodega, disponemos de vinacotecas exclusivas para vino y cava. Estas "neveras" están especialmente diseñadas para una conservación ideal de todos los tipos de bebidas procedentes de la uva que podamos querer guardar, manteniendo temperaturas y humedades.

En cualquier caso, y si sólo pretendemos guardar nuestras botellas un tiempo corto, deberemos rehuír de lugares como las cocinas, cuartos de lavado o exteriores, en donde los cambios de temperatura suelen ser más pronunciados y abruptos.